Entrevista a ESTO ES MALASAÑA

Fotografía cortesía de: Adriana Alcol

Perfil:
Nombre: Adriana F. Alcol
Nacionalidad: Española
Página web de referencia: www.estoesmalasana.com

¿Cómo decidiste hacerte vegana?
Decidí hacerme vegana en noviembre de 2016, aunque fue un cambio gradual. 
Una de las cosas que más me influyó fue empezar a informarme sobre el funcionamiento de la industria cárnica en el mundo a través de artículos, documentales y escuchando la opinión de personas que habían decidido llevar a cabo este cambio en sus vidas. 
En realidad hacerse vegana va mucho más allá de  un cambio de dieta, es un estilo de vida y creo que es lo que más encaja conmigo y con la percepción que tengo del mundo a día de hoy.

¿Cuál fue el cambio que más notaste al hacerte vegana?
Para mí ha sido un cambio muy grande tanto físico como psicológico. Me siento muy bien después de cada comida, he aprendido a cocinar muchos platos y siento más curiosidad a la hora de encender los fogones e innovar (aunque debo confesar que no soy muy cocinillas, pero lo intento). 
En lo psicológico, me ha cambiado mucho la manera de ver la vida y me hace sentirme en paz hacer un consumo más responsable, intentando consumir productos de proximidad y dejando a un lado las compras compulsivas.
Ser vegana me ha llevado a investigar sobre otros muchos más temas que afectan a nuestro planeta y, en la medida de mis posibilidades, trato de cuidarlo de la mejor manera posible aunque sé que me queda un largo camino por recorrer.

¿Qué es lo que más te gusta del veganismo? 
Quizás esto suene un poco raro, pero hace unos años adopté a un perrito que llegó a mi casa en un estado terrible, tanto físico como psicológico. Creemos que utilizaban para calentar peleas de perros y llegó calvo, lleno de heridas, sin orejas porque se las cortaron, sin rabo y con una cicatriz en el cuello, seguramente por haberle quitado el chip. Estaba lleno de miedos y terriblemente atormentado. Tuve mucho miedo de no saber hacer las cosas bien con él y comprobé que con amor, constancia y buena alimentación, se ha convertido en quien es ahora: un peludo que salta y ladra feliz, al que le encanta la compañía y que se siente seguro durmiendo a mi lado. 
Pese a todo el daño que le hizo la mano humana, ha sabido volver a confiar y desde que soy vegana, le miro y pienso que aunque no puedo salvar del maltrato a todos los seres que la padecen, al menos estoy aportando algo no consumiendo productos de procedencia animal.
Si las personas se parasen a observar a otras especies y viesen cómo sienten y padecen, se plantearían muchas cosas que la humanidad está haciendo muy mal. No somos los dueños del mundo, pero creemos que así es y lo estamos arruinando por completo. Ser vegana me ha ayudado a abrir los ojos y no puedo estar más agradecida por ello.  


Fotografía cortesía de: Adriana Alcol

¿Tomas algún suplemento?
Sí, tomo vitamina B12 y D3.
¿Algún producto vegano que te haya sorprendido mucho?
Diría que una de las cosas que más me gusta son los patés de algas, que hasta que me hice vegana no los había probado, pero también podría decirte que en la cocina he comenzado a mezclar sabores, a cocinar verduras que antes no comía mucho y que he comprobado que sin alimentos de procedencia animal, puedes hacer platos deliciosos y plagados de sabor. 

¿Tu lugar vegano preferido en Madrid?
Yo no soy muy de salir a comer fuera, pero cuando me da pereza cocinar, me gusta mucho la veggynesa de Ay mi madre! En la calle Palma nº 41, las pizzas de Pizzi & Dixie en la calle San Vicente Ferrer nº 16, frente a Veggie Room, una de mis tiendas veganas preferidas, y Distrito Vegano en la calle Doctor Fourquet nº 32.

¿Cómo surgió tu blog: ESTO ES MALASAÑA?
Pues en realidad surgió todo de una manera muy casual.
Me vine a vivir a Madrid por amor y llegué aquí sin trabajo y mucho tiempo libre. Aunque mi trayectoria profesional hasta entonces había ido encaminada a los recursos humanos, de siempre me ha encantado escribir y aunque ya tenía un blog y había colaborado en algunos otros, decidí abrir uno con una única temática: Malasaña visto desde el punto de vista de una coruñesa

¿Qué te motivó a hacer el blog enfocado en Malasaña?
Cuando me planteé crear un blog con una única temática, pensé en hacerlo de Madrid, pero vi que había muchos y por eso me decanté por especializarme en Malasaña (aunque con el tiempo lo he ampliado y también hablo de otros barrios y temáticas que me gustan ajenas a la capital). En ese momento me parecía que Malasaña tenía mucho que ofrecer y así fue como nació mi blog. 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Aunque tiene unos cuantos (y grandes) contras, debo decir que me gusta trabajar como autónoma. Me he dado cuenta de que soy más creativa de lo que imaginaba y sobre todo me ha ayudado a valorar lo que hago. Trabajar en algo que te gusta es algo que no puede decir todo el mundo y yo doy gracias todos los días por ello.

¿Un consejo para quienes quieren empezar un blog?
Que lo hagan porque les gusta y no porque pretendan sacar un beneficio de ello. Mantener un blog requiere mucha constancia, trabajo y esfuerzo, pero también es muy gratificante, así que sobre todo les aconsejo que disfruten y que si llegan oportunidades, bienvenidas sean, pero que ese no sea el objetivo principal.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.